sábado, 13 de octubre de 2012

Entre viñetas. Porque a todos nos gustan los mamporros


Ahora que ya ha acabado el evento del año (Avengers Vs. X-Men para los despistados) podemos respirar tranquilos. La publicidad ya ha acabado y las series vuelven a la normalidad…espera, ¿que Marvel tiene en marcha una nueva campaña publicitaria?, ¿que las series no vuelven a la normalidad sino que se reinician en su mayoría? Bueno, al fin y al cabo, esta parece ser la normalidad en el mundo editorial del siglo XXI. 

Esta semana ha acabado el evento en USA y este mismo mes se publica el primer número en España, así que si queréis saber de qué va y qué opiniones ha suscitado podéis hacerlo en cualquier página de internet minimamente relacionada con el mundo del cómic. Si a alguien le diera por imprimir todo lo que se ha escrito sobre AvX en los últimos meses el año que viene habría que reforestar el Amazonas. Así que no voy a hablaros (aquí) del evento, sino de su hermano pequeño, AvX: VS. Un spin-off original y fresco que ejerce de complemento perfecto para la serie principal y que sirve para satisfacer los más culpables placeres de los aficionados presentándonos lo que siempre hemos querido ver, mamporros porque sí.

La idea nuclear de la serie es sencilla: los dibujantes más espectaculares de la editorial dibujando enfrentamientos entre distintos héroes que no caben dentro de la cabecera principal sobre los guiones de algunos de los escritores más de moda. Curioso es en este sentido, que incluso algunos dibujantes se atreven a ponerse tras el procesador de textos escribiendo algún número, cosa que por otro lado, tampoco es tan complicada teniendo en cuenta que el objetivo principal de la serie es evitar toda la carga argumental y presentar simples batallas cuanto más espectaculares mejor.

Algunos dirán que esta serie representa la peor faceta del cómic superheróico actual. Espectacularidad pura y dura sin ningún tipo de complejidad argumental detrás, vamos como las películas de Michael Bay. Y en cierto modo tendrán razón. Soy el primero que criticaré eso cuando lo vea en la cabecera del Capitán América o en la de los X-Men, pero la idea de una serie dedicada únicamente a mostrar tortazos entre superhéroes me parece simplemente brillante. Tanto que incluso espero que tenga continuidad en un futuro cercano. 

¿Por qué hacer crossovers entre personajes llenando dos o tres números de varios títulos con una elaborada historia detrás en la que los héroes se pelean y luego unen fuerzas contra un enemigo común, acabando como grandes amigos hasta el siguiente crossover? Seamos serios, lo que queremos es ver cómo se pegan. No nos interesa lo demás. Soy defensor de los buenos argumentos, de las tramas complejas que se van descubriendo como capas de una cebolla manteniendo la tensión y la emoción en cada número. Si compro una grapa de Lobezno es lo que quiero leer, pero si vas a enfrentar a Lobezno contra Galactus, deja tranquila la serie principal y muéstrame como se dan estopa sin darle demasiadas vueltas. Al fin y al cabo la clásica pregunta reza “¿Quién es más fuerte Hulk o La Cosa?” y no “¿Quién es más fuerte Hulk después de que le controlen la mente con un aparato construido con restos de sangre mutante alterada genéticamente o La Cosa potenciada por una droga de diseño que ha de detener antes de que acabe con la población mundial?”

Así que desde aquí hago pública mi defensa por los mamporros. Dejad las series regulares para las buenas historias, para que los guionistas desarrollen sus argumentos y hagan evolucionar a los personajes y dadnos una cabecera que muestre tortazos descarados. Porque al fin y al cabo, a todos nos gustan los mamporros.

3 comentarios:

Tirso dijo...

A mí me parece un comic completamente innecesario, simple, en el que solo hay tortas a cada cuál más gorda y que no aporta nada a la historia. Vamos, que me encanta (como a mucha más gente de la que lo reconocerá).

Doc Ender dijo...

Es que es básicamente eso. Un cómic de tortas que puedes leer incluso sin necesidad de saber de qué va la historia principal. Una gran idea.

Sebas Cepe dijo...

Habrá quien los disfrute bastante y otros que les parecerá un mojón sacacuartos, supongo que dependerá de gustos y de lo fan que seas del personaje en cuestión que esté liandose a palos.
Por ejemplo, el último número el Hope Vs Wanda me encantó por que me pareció super divertido, que es lo que supongo que buscan estos cómics pero lo dicho, tiene que ser algo puntual como esta grapa que es como lo está editando Panini y creo que es un gran acierto, así cada uno se queda con la batalla que le interese ya sea una o todas.