miércoles, 20 de junio de 2012

Paolo Rivera muestra su estudio y reflexiona sobre su trabajo

Otro artista que abandona el barco. Paolo Rivera no es ni de lejos el primero ni seguro que será el último en abandonar las grandes compañías de cómics –léase Marvel y DC- a favor de una carrera propia y sobre todo con la posibilidad de mantener los derechos de propiedad de su trabajo. A continuación tenéis algunos extractos de la carta de despedida que el autor ha publicado en su blog y algunos vídeos tremendamente interesantes para los aspirantes a dibujantes o para cualquiera que ame el medio.


“He decidido abandonar Daredevil y mi contrato exclusivo con Marvel tras 10 años de trabajo para una compañía que solo puedo describir como familia. Desde el momento en que Joe Quesada me contrató vía email, no he recibido sino el mejor trato de parte de la editorial y del talento creativo más dedicados de la industria.”

Con estas palabras Paolo Rivera, actual dibujante de Daredevil junto a Mark Waid, se despide de su larga y aclamada etapa en Marvel. No es bueno enemistarse con quién te ha dado de comer y te ha convertido en lo que eres. Por lo que pueda tronar.

Las razones del abandono están claras. Las mismas que han llevado a la misma decisión a tantos otros. Una vez alcanzada la fama y obtenida una base de fans suficientemente amplia como para poder soportar la merma que conllevará el abandono de una editorial como Marvel, el dibujante enfila rumbo hacia un horizonte que le permita mantener el control creativo de su obra. Los consabidos derechos.

“¿Así que por qué estoy yéndome? La respuesta corta: propiedad. Con la excepción de tan solo unas pocas piezas de arte publicadas (que pertenecen a otras compañías), Marvel posee los derechos de todo mi portafolio profesional. ¿Y por qué no deberían hacerlo? He sido, por supuesto, justamente compensado por ello, por lo que estoy agradecido – pero la suma total de ese trabajo no es suficiente para mantenerme en el futuro distante. Mi tarifa por página es prácticamente la misma que cuando empecé con 21 años, así que he decidido invertir en mí mismo. Lo que cree en la próxima década ha de producir dividendos cuando mi visión se vuelva borrosa y mis manos comiencen a temblar (y quién sabe qué más). Ahora es el momento de tomar esa decisión, mientras todavía soy joven, poseo un ‘gran poder,’ pero tengo pocas responsabilidades.”

Forjar una carrera propia a base de proyectos propios no es fácil. Lograr la clase de éxito que produce trabajar para Marvel con cómics independientes, fuera del ojo público y sin grandes campañas de marketing es tarea harto complicada que no todos han logrado superar con éxito. Pese a la calidad de su trabajo a partir de ahora, el nombre de Marvel tira mucho, y los personajes más aún. A pesar de todo, la tomada por Rivera es una decisión valiente y arriesgada que probablemente servirá para ofrecer a los fans un trabajo más personal e innovador, algo que, en el caso de Paolo Rivera puede ser muy interesante.

Mientras esperamos sus próximos proyectos que por lo que él mismo comenta en su carta de despedida aún tardarán un tiempo en llegar, me he permitido recopilar unos cuantos vídeos que grabaron sobre él en The Comic Archive. En ellos podemos ver varias reflexiones del autor sobre su trabajo, una visita guiada por el propio autor a lo largo de su estudio personal, un vistazo a las herramientas que utiliza para crear sus asombrosas imágenes y un timelapse de una portada de Daredevil. 

Paolo Rivera cuenta la historia de cómo entró en los cómics


Paolo Rivera habla sobre su trabajo como ilustrador

Paolo Rivera habla sobre su proceso de trabajo


Paolo Rivera habla sobre sus herramientas


Una visita por el estudio de Paolo Rivera. Parte 2


Timelapse de Paolo Rivera pintando una portada de Daredevil

No hay comentarios: