martes, 29 de mayo de 2012

Entrevista a Eddie Campbell sobre 'The lovely horrible stuff' en TCJ


Con motivo del lanzamiento de la nueva novela gráfica de Eddie Campbell, The lovely horrible stuff, Chris Mautner entrevista al autor para The Comics Journal. A continuación he traducido algunos de los pasajes más interesantes de la entrevista, pero os recomiendo encarecidamente que la leáis entera porque merece la pena. Campbell habla sobre el cómic digital, sobre su relación con las editoriales, sobre su método de trabajo y sobre muchas cosas más en una entrevista de lo más completa. Podéis encontrar la entrevista original en este enlace


"Los únicos comics que estoy leyendo en este momento son los viejos cómics románticos de la colección de Jim Vadeboncoeur que han sido escaneados y subidos al Museo de Comics Digitales. Disfruto perfectamente de ellos porque puedo hacer zoom en la parte que quiera. ¿Quién necesita el papel? Creo que es bueno que alguien ande buscando los originales, en museos o dónde sea, y nunca deberíamos dar eso por sentado. Estoy esperando que Bill Blackbeard obtenga cierto reconocimiento en el Comics Hall of Fame este año. Nunca deberíamos subestimar el servicio que ese hombre ha hecho por nosotros. Pero a la hora de leer, se trata tan solo de información, y el formato en el que ocupe menos espacio a mí me vale."


"Creo en darle a la rotulación gran cantidad de espacio. Te sorprenderías de la cantidad de tiempo que paso con la rotulación para darle un aspecto urgente pero holgado y dinámico. Las imágenes son muy diferentes, son muy densas. Así que los marcos de las viñetas ejercen de mediador, poniendo las imágenes en el mismo entorno que la rotulación. La relación entre los elementos está siempre cambiando porque si cambio una cosa, como colorear con el ordenador, que elimina la dinámica de la pincelada, entonces todo debe adaptarse."


"Cada vez más estoy descubriendo que no puedo evitar repasar las cosas que pasan por mi cabeza. Ahora que están en la página sería agradable seguir adelante. Pero lo más crucial es recordar que todo son historias. Si me pasaron a mí o a otra persona o no tuvieron lugar realmente no es lo importante. El trabajo terminado es lo que cuenta. Es como el uso de referencias fotográficas. Si hacen el trabajo mejor, entonces es bueno usarlas. Usar sucesos reales es bueno si hace un arte mejor. Cambiar sucesos es bueno si hace un arte mejor. No es bueno si lo único que hace es prevenir herir sentimientos. Si he usado un suceso de la vida real es porque sé que nunca podría inventar algo que dijera lo que ese suceso dice. Es como usar una foto para que el giro de un tobillo parezca correcto, o el modo exacto en el que las cosas se reflejan en un ojo. Lo único que importa es el trabajo que queda en la página."


"Los cómics son tan malos que no viene al caso tratar de averiguar por qué la industria es débil. Si los cómics fueran mejores podríamos preguntarnos por qué esas obras maestras no están atrayendo a una audiencia mayor. Esperemos hasta que esta pregunta merezca la pena preguntarse."

No hay comentarios: