lunes, 10 de octubre de 2011

AXEL IN CHARGE: Los primeros años de Axel Alonso en Marvel

En la edición de hoy de la entrevista semanal que los chicos de CBR realizan al actual Editor Jefe de Marvel, Axel Alonso, se indaga en el pasado del editor, comenzando por sus primeros años como editor en Marvel, en los que llevó a cabo series tan aclamadas como el “Amazing Spider-Man” de Straczynski, pasando por polémicas miniseries como “Rawhide Kid” o “Truth” y su larga etapa como Editor de Grupo de la línea X-Men. Descubre cómo todas estas experiencias contribuyen al actual trabajo de la persona que lleva el timón editorial de la Casa de las Ideas. La mayor parte de la entrevista no contiene spoilers por tratarse de series publicadas hace varios años. Podéis leer sin problemas hasta ver el aviso de spoilers.

Aquí tenéis la entrevista original y a continuación, la traducción. Que la disfrutéis.

Kiel Phegley: Axel, hablamos un montón en esta columna sobre hacia dónde se dirige Marvel Comics bajo tu administración, pero quiero dedicar algún tiempo a echar hacia atrás un poco el reloj y hablar sobre algunas de tus etapas más grandes y preferidas antes de ser Editor Jefe para obtener una mejor visión sobre cómo tomas las decisiones que tomas ahora. Empecemos por el comienzo… ¿te abordaron ya el primer día diciendo, “¿Quieres editar Spider-Man?”?

Axel Alonso:
Sabía que iba a editar Spider-Man antes de llegar [a Marvel]. El editor de entonces, Bill Jemas puso a Spider-Man sobre la mesa como parte de la oferta de trabajo. Le gustaban mis cómics de Vertigo y sabía que algunos –como “Blanco Humano”- habían tenido opciones de convertirse en películas de modo que vino a mí, diciendo, “Déjame ofrecerte un personaje que realmente va a tener su propia película y veamos qué puedes hacer con él.” [Risas] Ese fue el reto.

Phegley: ¿Era JMS también parte de ese trato inicial, o eso surgió una vez estabas dentro? Sé que editaste algunas historias con Howard Mackie antes de que Straczynski comenzara su etapa.

Alonso:
Lo primero déjame decir que Howard Mackie es una de las personas más graciosas con las que he trabajado. Estaba en una posición difícil cuando yo llegué porque él sabía que yo iba a hacer un cambio, y no pudo ser más cooperativo en ayudar a cerrar las líneas argumentales para que Joe Straczynski tuviera una plataforma de lanzamiento limpia. Y yo quería que JMS escribiera “Amazing Spider-Man.” Había dos nombres en mi lista, JMS, que estaba escribiendo mi cómic de superhéroes favorito en aquel momento, “Rising Stars,” y Grant Morrison, con quién había trabajado en Vertigo. Joe dijo, “Quiero a Grant para X-Men,” y yo dije, “Genial. Será Straczynski.” [Carcajada] Y eso fue todo.




Phegley: Incluso aunque fue uno de los primeros, si no el primer cómic en el que trabajaste en Marvel, aquella etapa de “Amazing Spider-Man” también fue una de las etapas más largas que has tenido como editor. Hoy en día, con la excepción de gente como Ed Brubaker en “Capitán América” o Bendis en “Ultimate Spider-Man,” vemos etapas mucho más cortas de los artistas en los cómics – quizás un año o dos en oposición a las épicas multianuales. ¿Cuál fue tu meta inicial en el cómic? Removisteis un montón de cosas en Spider-Man nada más empezar. ¿Establecía eso el tono de todas las facetas de la etapa que estaban por venir?

Alonso:
En mi primer día de trabajo, Bill Jemas me dijo – solo medio en broma – “Quiero que dobles las ventas o verás.” Supuse que la única forma de hacer eso era asegurarse de que el cómic fuera tan accesible como fuera posible para los nuevos lectores no habituales. Por supuesto, Joe [Straczynski] tenía la misma mentalidad. En nuestra primera conversación estábamos de acuerdo en que su primer número necesitaba meter a los lectores en el mundo de Spider-Man como si estuvieran sentados en el preestreno de la película de Spider-Man, para lo que, en aquel momento, aun faltaba casi un año. Estuvimos rápidamente de acuerdo en el reparto de secundarios y, en la necesidad de que la ciudad de Nueva York fuera su propio personaje en el cómic – Spider-Man es inseparable de Nueva York. La doble página de John Romita Jr en “Amazing Spider-Man” #30 realmente subrayó aquel concepto.

Phegley: A partir de ahí, ¿Qué posición tomaste en Marvel desde el principio? La gente siempre cita la clase de cómics grandes y muy comentados que editaste como el “Punisher” de Garth Ennis, “Rawhide Kid” o “Truth” como parte de tu influencia, pero yo también recuerdo un montón de series más pequeñas y extrañas como el “Banner” de Azzarello y la antología “Spider-Man Tangled Web” como los más destacados. ¿Querías hacer que Marvel Comics tuviera un sabor diferente?

Alonso:
Bill y Joe querían mandar un mensaje bien claro de que Marvel era diferente, y comenzaron con los creadores. Querían que me diera rienda suelta con mi Rolodex (ndt: un Rolodex es un fichero para tarjetas de visita. Alonso se refiere a que le habían pedido que buscara nombres no habituales o que no fueran fácilmente asociables a determinadas series). Ya que el plan editorial tenía tres títulos de Spider-Man al mes, y dos títulos tenían ya a su equipo – JMS en “Amazing” y Paul Jenkins en el título hermano “Peter Parker: Spider-Man” – necesitaba un gancho para el tercer título, así que decidí profundizar en mi rolodex y crear un título de antología. El resultado fue “Tangled Web,” una antología de historias establecidas en las sombras de Spider-Man por decirlo de alguna manera. No tenía que tratarse de que todos los números fueran números estrella – de hecho, en algunos números, Spider-Man no era nada más que una sombra en la pared – pero siempre tenía una presencia en la historia. Aproveché la cantidad de gente con la que había estado trabajando en Vertigo: Garth Ennis, Peter Milligan, Greg Rucka, Eduardo Risso, Darwyn Cole, Brian Azzarello, Darick Robertson, Kaare Andrews, Paul Pope, Duncan Fregedo – fue un título divertido de editar.




Phegley: ¿Influyeron esas historias en los otros cómics? ¿Se convirtió en un terreno de pruebas mediante el que meter a tus chicos en el sistema de Marvel antes de hacer algo como poner a Jones en Hulk?

Alonso:
Sí. Diría que sí. Yo era nuevo en los superhéroes, y cierto número de mis escritores y dibujantes también lo eran. Recuerdo mi primera conversación con Peter Milligan [escritor de “Blanco Humano”] después de que él hubiera acabado una historia titulada “Flores para el Rino” para “Tangled Web.” Yo acababa de recibir el encargo de hacer un cómic de “X-Force” con un simple mandato de parte de Bill Jemas de “¡Vuélvete loco!” Pete voló desde Londres, salimos a tomar unas cervezas y dije, “Peter, tengo esta especie de concepto algo grande para un cómic de X-Men que podría ser apropiado para ti,” y él básicamente dijo, “Eso no es para mí, tío.” Pero yo continué y él siguió escuchando y prácticamente estuvimos toda la noche discutiendo la historia de un equipo mutante que cobra por sus poderes mutantes. Y para el amanecer, prácticamente habíamos sacado el primer número de la serie, que acababa con la brutal evisceración de todo el mundo en el cómic. [Carcajada] Al Comics Code no le gustó aquello.

Un montón de proyectos surgieron de aquella forma. Cuando llegué a Marvel por primera vez, dejé las paredes de mi despacho vacías a propósito. Nada se ponía en la pared hasta que era real. Y las paredes rápidamente se llenaron de bocetos de personajes: X-Force de Mike Allred, Hulk de Richard Corben, Kingpin de Risso, Nick Fury de Darick Robertson.

Phegley: Echando la vista atrás, has hecho varios proyectos de X-Force. ¿Tienes idea de porqué esa propiedad en particular parece tener tanta vida para ti?


Alonso: Es bastante curioso que haya tenido tres oportunidades con un título con el que no tenía ninguna afinidad. La primera vez, me dieron carta blanca para poner a punto el título, y Peter Milligan y Mike Allred sacaron adelante un cómic que deconstruye el paradigma de X-Force. La segunda vez, una serie spin-off salió de “Complejo de Mesías”: el equipo de operaciones encubiertas de Craig Kyle y Chris Yost que llevó la lucha al enemigo con total falta de prejuicios. Y la tercera vez, justo cuando pensaba que colgaría mi revolver, llegamos a la conclusión de que Cíclope, habiendo guiado a los mutantes desde el abismo en “Advenimiento,” iba a desbandar el equipo. Nos dimos cuenta de que alguien – en este caso Lobezno – siempre vería la necesidad de un X-Force, y de ahí salió “Uncanny X-Force” de Rick Remender. He disfrutado los tres cómics, por diferentes razones – lo cual muestra la fuerza de la franquicia X-Men.

Phegley: Pero al mismo tiempo, ¿Crees que lo que esos cómics y el nombre de X-Force tienen en común es que todos acaban siendo una especie de cómic extremo de X-Men? Cada uno de ellos en su propio momento demostró ser el tipo de “otro” título de la franquicia mientras que algo como “Uncanny X-Men” siempre va a ser el buque insignia.

Alonso:
Estoy de acuerdo. Es un título que claramente grita “Cómic satélite” – lo que significa un título en la periferia del material central que proporciona un tono diferente. Las varias manifestaciones de X-Force han hecho justo eso. La gente está probando la versión de Rick Remender ahora mismo.

Phegley: La otra cosa que me llama mucho la atención de tus cómics es cuán fácil tantos de ellos han sido reformados como novelas gráficas o colecciones completas en tomos. Has hablado antes de ese aspecto de accesibilidad al llegar a Marvel. ¿Has centrado parte de tus esfuerzos en hacer cómics que se mantengan en parte por sí solos, y qué destacas en ese sentido?

Alonso:
Eso siempre es una meta cuando me dan un título: asegurarme de que el primer número sea todo lo accesible posible. Incluso algo enraizado en una compleja continuidad, como “Complejo de Mesías” – tienes que asegurarte de que los nuevos lectores entiendan la situación, lo que está en juego, los jugadores y aquello por lo que estén luchando.




Después de que el Spider-Man de Straczynski y John Romita Jr. demostrara tener éxito, Bill Jemas vino a mí y me dijo, “De acuerdo…ahora haz lo mismo con Hulk.” Antes incluso de ponerme a hablar con escritores, sabía que quería cortar con lo que los lectores esperaban en “El Increíble Hulk”: múltiples psiques y villanos a gran escala. Quería volver a lo básico, tomar prestada una página del show de televisión de Bill Bixby y abrir con Bruce Banner a la fuga, cazado por un crimen que su alter ego aparentemente cometió. La cabeza afeitada, lentillas, viviendo con una maleta con un portátil como su única arma, y haciendo todo lo posible para que su tasa cardiaca se redujera y mantener el monstruo bajo control. Quería que Banner viviera en el mundo real durante unos números de modo que cuando Hulk apareciera, pareciera realmente grande.

Phegley: El otro aspecto de tu tiempo en Marvel que me pregunto cuánto ha impactado en tu vida como Editor jefe son cómics como “Truth” o “Rawhide Kid” en los que la historia engancha inmediatamente convirtiéndose en grandes nuevas historias nacionales. Tienes que saber que ese tipo de proyectos van a conseguir atención y hacer que algunos lectores se irriten, pero ¿Tuvo algún impactó ver la reacción de esas series en tu enfoque de perseguir series que tengan una gran huella mediática quizás algo controvertida?

Alonso:
“Rawhide Kid” surgió porque quería trabajar con el dibujante John Severin. Me encuentro mirando a todos los viejos personajes del Oeste de Marvel – Ghost Rider, Kid Colt, Red Wolf – cuando me acuerdo de Rawhide Kid – sombrero blanco, con guantes y pañuelo a juego, vestimenta de cuero negro, estiloso pelo rojo – y una bombilla se enciende en mi cabeza. Así que llamo a John: “Escucha, me puedes colgar si quieres, pero este es el asunto: ¿Recuerdas a Rawhide Kid?” Y John dice, “Lo dibujaba antes de que tú hubieras nacido.” Y yo digo, “Es demasiado guapo para ser heterosexual.” Y entonces se hizo el silencio. Y justo cuando pensaba que iba a colgarme, John dijo, “¿Sabes qué? Siempre me lo pregunté.” Y eso fue todo. Tomamos un Western tradicional – un vaquero enigmático que cabalga hacia un polvoriento pueblo en el desierto plagado de bandidos, salva el día, reúne al sheriff y a su perdido hijo, se gana el corazón de todo el mundo, y luego cabalga de nuevo hacia la puesta de sol – y deconstruimos el paradigma. Este Rawhide Kid te patearía el trasero, luego se preocuparía por la uña que se ha roto haciéndolo.

Lo mismo ocurre con “Truth.” Cuando publicamos la primera imagen de Isaiah Bradley – la silueta de un hombre afroamericano en el traje del Capitán América – los medios se agarraron a ella como historia de interés, pero mucha de la gente en Internet se alineo en su contra, asumiendo, por la razón que fuera, que menospreciaría el legado de Steve Rogers. Para el momento en el que la historia estaba hecha, el diálogo sobre la serie había cambiado sustancialmente. Un crítico de alto perfil incluso escribió una columna admitiendo que había prejuzgado erróneamente la serie, que ahora veía que era sobre tender puentes entre la gente, no quemarlos – lo cual aprecié profundamente. Es especialmente significativo cuando editas una historia que funciona un poco más que como puro entretenimiento.

Phegley: Así que con todos esos ejemplos de tu propia carrera en Marvel, ¿Cómo pagarás las cosas que has aprendido en adelante como Editor Jefe? ¿Te encuentras impresionado por las ideas del equipo sobre la accesibilidad y las sugerencias sobre reclutamiento o lo que sea?

Alonso:
Hasta cierto punto. Aunque en este momento, el equipo editorial – ciertamente todos los editores senior – están entrenados para hacer justamente eso. Mi trabajo es más sobre macro-planificación, poner a nuestros escritores y dibujantes en la mejor posición para que tengan éxito. El primer bloque de construcción, por supuesto, son los editores – sus habilidades para construir relaciones de confianza mutua con sus escritores y dibujantes. Cuando un escritor sabe que su editor está haciendo su trabajo – ayudándolo a conseguir una meta mutuamente aceptada – hará un trabajo sobresaliente. Si el editor es uno que quiere dárselas de escritor y un egomaniaco cuyo gusto cambia a cada momento – que podría, de hecho, cambiar la meta en cualquier momento durante el proceso – el escritor está, bueno, bastante jodido. Hay historias horribles ahí fuera.

Phegley: ¿Te han llevado tus prácticas a proyectos grandes y decisivos de Marvel como este “Point One” del que estamos viendo teasers últimamente? Con algo como esto, ¿Mantienes una mano en cómo esas historias únicas llegarán a ser futuros títulos regulares del mismo modo que algo como “Tangled Web” lo hizo en su día?

Alonso:
Tom [Brevoort, VicePresidente Editorial] merece todo el crédito por “Point One.” Él fue el que sugirió una antología que anunciara algunos de los mayores cómics e iniciativas de Marvel para 2012, usando la probada accesibilidad de la formula Point One, y subió a los talentos a bordo.




Phegley: Si pudieras elegir un proyecto en el que hayas trabajado, ya sea uno que fuera muy exitoso o una tarea mucho más difícil para la que te sintieras más preparado con la que tuvieras que lidiar ahora, ¿Cuál sería?

Alonso:
El mayor reto que he enfrentado jamás fue cuando Dan [Buckley] y Joe [Quesada] me pidieron convertirme en Editor de Grupo de X-Men. Cuando me ofrecieron Spider-Man, podía aprovechar todos los cómics de Spider-Man que había leído de niño, los dibujos de Spider-Man, incluso la cursi sátira “Electric Company.” [Risas] Con X-Men, no podía. Escalar esa montaña conllevó un montón de investigación. Confié en los fans acérrimos de X-Men, como Nick Lowe, para que me señalaran las historias más importantes de modo que pudiera formularme un plan de juego. Finalmente, era capaz de envolver mi mente alrededor del universo X-Men lo suficiente como para concebir un plan de juego, y con el tiempo, llegué realmente a quererlos.

Phegley: No creo que “Complejo de Mesías” fuera tu primer gran crossover como editor, pero ¿fue significativamente diferente de otros en los que habías trabajado en el pasado?

Alonso:
Sin duda. Antes de “Complejo de Mesías,” había estado involucrado en crossovers, pero solo como editor de consulta que lee guiones y aconseja sobre el argumento, nunca guiando la discusión creativa en una habitación llena de escritores y editores. Una vez dentro, hubo dos cosas que quería acordar rápidamente. Primero, un incidente instigador: El pitido de Cerebra que indicaba un posible nacimiento mutante en un momento en el que los mutantes se veían a sí mismos como una especie en peligro. Segundo, definí claramente campos de interés, cada uno con una motivación clara, y no demasiados – no quería que esto fuera “La vuelta al mundo en 80 días” con 17 grupos diferentes con sus propias agendas. La gente entró en esas dos nociones de forma bastante rápida y las ideas comenzaron a fluir. Y cuando un escritor sugirió que pasásemos una hora o dos discutiendo las motivaciones individuales de los personajes, recuerdo escribir en el tablero, “1. Salvar al bebé. 2. Controlar al bebé. 3. Matar al bebé –no hay otras motivaciones.” Eso ayudó a mantenernos centrados. Los X-Men corrieron a salvar al bebé, los Merodeadores corrieron a controlar al bebé y los Purificadores corrieron a matar al bebé – tan sencillo como eso. Estoy muy orgulloso de lo que los escritores y dibujantes hicieron con aquel evento. Se trabajó muy bien.

(AVISO DE SPOILERS: Las preguntas que siguen a continuación pueden contener spoilers de series actualmente en publicación en USA) 

Phegley: Moviéndonos a algunas preguntas de los fans que cubren todo el espectro de lo nuevo a lo viejo, empecemos con una pregunta sobre X-Statix de Filip que pregunta, “¿Ocurrirá Doopsday en algún momento dentro de poco?”

Alonso:
Filip,

Phegley: Continuando con la línea X-Men, havok1977 se pregunta por un asunto más práctico, “¿Realmente pensáis en la editorial de Marvel que 8 cómics de equipo regulares y relacionados de X-Men más los cómics en solitario (¿12+ en total?) es la cantidad apropiada para publicar? Solo estoy diciendo que cada fan del cómic tiene un presupuesto y con tanto material siendo publicado ahí fuera no hay forma de que la gente sea capaz de hacerse con todos los personajes X que les importan.

En mi caso estoy siguiendo actualmente Schism, Uncanny X-Force, Wolverine en solitario, Uncanny X-Men y cuando el polvo se asiente, me haré con el próximo Wolverine and the X-Men; y aun así me siento como si me estuviera perdiendo el retorno de Havok/Polaris/Rachel Grey que está ocurriendo en X-Men Legacy… y quién protagonizará X-Factor tras Regenesis.

Siendo un fan que empezó a principios de los ’90 encuentro que es muy difícil seguir bien la cantidad de personajes que solían encajar en unos seis cómics regulares. Considerando que también compro cómics de otras propiedades de Marvel, DC e independientes solo puedo gastar una cantidad determinada en mi presupuesto mensual de cómics – que no es poco sobre el rango de los $100; ¿Cómo van a ser capaces los fans de mantenerse en ello con tanto donde elegir?

Quizás estoy sermoneando aquí, pero no haría más eficiente los cómics X una política de un número manejable con un precio consistente de $3 por número que tendría algo más de sentido…”

Alonso:
Uhm. Hay una pregunta ahí, en algún lado. Quizás sea, ¿Porqué publicáis tantos cómics de X-Men? Bueno, el mercado decide el número de cómics de X-Men más que nosotros, havok1977. Cuando los lectores no apoyan un Cómic-X, normalmente lo cancelamos. Lo que tratamos de hacer es dar a cada cómic de X-Men una identidad y una misión clara y hacerlo de la mejor manera que podamos.

Phegley: Vamos con una pregunta relacionada con los eventos ocurridos recientemente en “Uncanny X-Force,” AnonymousMC pregunta, “Con la historia de Dark Angel Saga llegando a su fin, y con la posibilidad del retorno de Apocalipsis. Tengo una pregunta referente a Cámara y a Destello. Ambos personajes tienen una conexión con Apocalipsis, pero no parece que esté siendo subrayada en ninguno de los arcos argumentales anteriormente mencionados. ¿Se expondrán sus roles en referencia a Apocalipsis y/o al Clan Akkaba en algún momento? Parece haber un gran potencial en las historias de ambos personajes, (especialmente con las conexiones con Apocalipsis) pero no parece que ningún detalle, referente a esa conexión vaya a ser revelado.”

Alonso:
No hay planes actuales para historias centradas en Apocalipsis protagonizadas por Cámara o Destello en las páginas de “Uncanny X-Force.” De cualquier modo, Destello hará una aparición en “Nuevos Mutantes” en algún momento cercano, así que no… pestañees. (ndt: Juego de palabras intraducible, el nombre original de Destello es Blink, que se puede traducir al español como pestañeo o pestañear)




Phegley: Y para acabar con algo completamente diferente, el usuario Handsome One quiere saber si hay algo especial en perspectiva para una dama asesina en particular: “Hola, Axel. Electra es mi personaje favorito, y me encanta que esté apareciendo en ‘Herc’ y ‘PunisherMAX.’ Pero se merece su propia miniserie – ¡la última que tuvo, la de Reinado Oscuro de Zeb Wells y Clay Mann, fue increíble! ¿Tenéis algo planeado para ella?”

Alonso:
Un montón de Elektra, de hecho. Se va a ver las caras con otro griego famoso de Marvel en “Herc”#9 y #10. Hace de guardaespaldas de Kingpin después de que Frank Castle escape de la cárcel con la venganza en mente, en “PunisherMAX” #18. Y al escritor de “Avenging Spider-Man” Zeb “la voz de su generación” Wells le encanta Electra, así que nunca se sabe…




No hay comentarios: